Todo tiene un final, todo termina. Y lo que se acabó en la tarde del Oeste tras la derrota por 3 a 0 ante el “Gallo” de Morón fue el ciclo de la dupla Orsi – Gómez. Tras 8 partidos sin victorias y un panorama futbolístico muy oscuro, decidieron dar un paso al costado.

Cambios obligados por lesiones, acompañados también por decisiones tácticas, Español presentaba ante el equipo de Giunta una formación en principio ofensiva, con Franco Romero, Villalba Fretes y Parisi de movida. Con Gatti en lugar de Maxi Sosa, Avejera reemplazando a Arrúa en la zaga, y el regreso desde el arranque de Diego Sosa. Y si bien fue el “Gallego” el que con un tiro de larga distancia que se fue cerca intentó pisar firme en el terreno, el local, con líneas adelantadas y también necesitado de una victoria, fue el que de a poco empezó a arrinconar a un Español que se lo vio desordenado. Y como es habitual en esta categoría, la pelota parada era el arma más peligrosa del local, que empezó a complicar con tiros desde la esquina o libres. Y a partir de un corner a los 16 conseguiría la apertura del marcador, cuando Santi López perdió a Mayoda y el capitán con un cabezazo potente mandó la pelota a besar la red. Español no encontraba el balón, por lo tanto era inofensivo, no podía acercarse a Peratta, el mediocampo perdía siempre y la defensa se pelota en profundidad sus compañeros. Y a los 35, luego de una falta cerca del área, “Kily” Peralta ejecutó magistralmente un tiro libre y la colgó de un ángulo. 2 pelotas detenidas, 2 goles. Y al minuto siguiente Altobelli a un metro del arco se perdió el tercero porque pifió el remate. Español era un equipo anodino y perdido, desorientado, sin ganas y sin ideas. El final se veía venir. Tras un tiro libre en la mitad de la cancha bien ejecutado por Franco Romero llegaría la única situación de peligro para el equipo de la dupla con un cabezazo de Villalba Fretes que contuvo bien Peratta sobre su palo izquierdo.

Con el mismo equipo iniciaba Español el complemento, y con la misma actitud también lamentablemente. Los primeros minutos fueron aburridos, se regalaban la pelota en la mitad de la cancha y los arqueros eran meros espectadores, pero el tiempo pasaba y no se veía un Español con ganas de descontar. Tuvo una chance a los 14 con un derechazo de Franco dentro del área, que rebotó en Gáspery y se diluyó el peligro. Y a los 15 se vinieron los cambios. Mandaron a la cancha a Carrizo y a Amarilla en reemplazo de Romero y Gatti, sorprendiendo porque Franco había sido lo más destacado en la mediocridad general. Y si venía oscura la tarde, se terminó de ennegrecer cuando el propio Amarilla por un doble reclamo ante una falta que ni siquiera le cometen a él, se hace expulsar tontamente por reclamar y deja a su equipo con un hombre menos. De todas formas no se notó el hombre de menos en el equipo. Morón no lo supo aprovechar, sólo hasta el final, que con un centro al área, se filtró entre los centrales que dormían De Ossa, quien definió de zurda con mucha calidad. Español contó con un cabezazo en el área chica de Diego Sosa que sacó Yassogna sobre la línea, y luego un remate de media vuelta de Parisi que se fue cerca, pero luego no tendría otras chances de descontar y el partido se fue dejando alegría solamente en la parcialidad local.

Tiempos de cambios para el equipo del Bajo Flores. La dirigencia deberá evaluar fríamente cuál es el camino apropiado para levantar cabeza en este torneo de la Primera B que tiene a Español deambulando por los últimos puestos y nuevamente complicado con el promedio de los descensos. Un nuevo cuerpo técnico se tendrá que hacer cargo de un plantel muy numeroso pero con buen material como para revertir esta historia. Almagro espera a la vuelta de la esquina, será el próximo sábado en el Nueva España, seguramente con técnico interino en el local. FIN.

Eduardo Vázquez Acosta

 

Sponsors

Av. Santiago de Compostela 3801 (C1407HXN), Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
Tel / Fax: (54-11) 4619-1515 / 4006-4804
Email: info@cde.com.ar  /  administracion@cde.com.ar